El 26 de Julio es de todos los guantanameros

Texto y fotos: Julio César Cuba Labaut

Campesinos de la provincia agradecen a la Revolución haberles entregado la tierra para producir alimentos. Alegres por el otorgamiento de la sede del acto por el Día de la Rebeldía Nacional a Guantánamo

Agradecidos por lo que la Revolución ha hecho por ellos desde que comenzó a entregarles la tierra el 17 de mayo de 1959 cuando se firmó la Primera Ley de Reforma Agraria, la respuesta de los campesinos guantameros a la altura de más de 53 años, es todavía mucho más contundente y efectiva.

Así lo constató un equipo de periodistas que, durante un recorrido por varios municipios de la provincia, conversó con muchos campesinos que, desafiando las inclemencias del tiempo, ahora la sequía, la falta de medios e insumos para cultivar la tierra, entre otras adversidades, cumplen sus planes productivos y están orgullosos de que a Guantánamo se otorgara la sede del acto nacional por el 26 de Julio.

Participar junto a Raúl y los principales dirigentes de la Revolución en la Plaza Mariana Grajales, será la mejor manera de representar al pueblo guantanamero.

Participar junto a Raúl y los principales dirigentes de la Revolución en la Plaza Mariana Grajales, será la mejor manera de representar al pueblo guantanamero, especialmente de Maisí, y el mayor reconocimiento que puede recibir un campesino como yo, que ha dedicado la mayor parte de su vida a producir café.

Así se expresa Ricardo Matos Guilarte, Vanguardia Nacional durante 12 años consecutivos por sus excelentes resultados en sucesivas zafras cafetaleras, quien a propósito del advenimiento de la histórica fecha fue entrevistado en su casa, ubicada en el Consejo Popular de Vertientes, perteneciente al municipio más oriental de Cuba, después de que Venceremos conociera su designación para estar entre los mil 500 invitados a la presidencia del acto.

Boris, como también lo llaman en Maisí, es el mejor productor del cerezo en Cuba por obtener en sus 2.68 hectáreas sembradas de café Catimor rendimientos de 300 quintales oro por caballería en la más reciente cosecha.

“¿El secreto?, dedicación, estar encima de los campos todo el tiempo, el café más que recursos necesita muchas atenciones”, confiesa. Por eso sus cafetales permanecen tan limpios como la sala de su vivienda, y las plantaciones se mantienen vigorosas, la parición es abundante y los resultados son excelentes.

“Terminamos una zafra muy larga en que la maduración de los granos demoró más de lo normal en muchos lugares, pero cumplimos nuestro compromiso individual y Maisí entregó por encima del estimado. Ese -a mi juicio- fue el aporte más importante de quienes vivimos en el municipio mayor productor de café en Cuba a la economía de la provincia y el país”, afirma.

Pero el avezado caficultor no se conforma con lo logrado: “A partir de ahora tenemos que redoblar los esfuerzos, en Maisí queda mucho por hacer para cumplir los requerimientos del Programa de desarrollo cafetalero que se lleva a cabo hasta el año 2015.

“En mi caso voy a incrementar el área con 200 nuevas plantas de café Catimor, de mayor tamaño, y resembrar lo que me falta antes de esa fecha. Por lo pronto rehabilité las áreas previstas y aplico la poda sistemática con métodos que no afectan los rendimientos”, comenta.

“Esas razones son más que suficientes para estar alegres, festejar la sede del acto nacional por el 26 de Julio que nos otorgó el Buró Político del Partido y seguir adelante, porque demuestran que cuando se trabaja con inteligencia y la ciencia y la técnica se ponen en función de la producción los resultados siempre son buenos”, dice Matos Guilarte antes de despedirnos en el patio de su casa.

Isi Llacer Pérez, dejó el aula para convertirse en campesina y poder aportar alimentos al pueblo.

Parecido al consagrado agricultor piensa Isi Llacer Pérez, maestra beneficiada desde el 2010 por el Decreto ley 259 que establece la entrega de tierra en usufructo.

Para ella la mayor satisfacción de su vida sería hacerle saber a Raúl Castro Ruz, cuando nos visite a propósito del aniversario 59 del asalto a los cuarteles Guillermón Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, que los jóvenes imienses como ella están dispuestos a permanecer “afincados” a la tierra porque reconocen la necesidad e importancia de producir alimentos para el pueblo.

Madre de dos pequeños, esta agradable mujer abandonó el aula luego de varios años como profesora de geografía e Informática y marchó al surco para convertirse en campesina como su mamá, de lo que se enorgullece al poder aportar su granito de arena en una de las tareas priorizadas del país.

“En su pequeño terruño, que no llega a una hectárea, hace lo necesario: chapea, aplica fertilizante, ara y siembra la tierra, y entrega todos los productos a la Cooperativa de Créditos y Servicios Fortalecida Antonio Maceo, a la cual está asociada.

“Trabajo tan fuerte como mi esposo que “pega” hasta de noche con ayuda de una luminaria en un pedazo casi del tamaño del mío. Ahora me apoyan mi papá, mi hermano y los niños, porque él hace casi un año cumple misión en Venezuela, pero allá también mantiene viva el alma de campesino, pues siembra el patio del consultorio donde presta servicio.

“Lo importante es aportar y ser útil donde uno esté. Yo siento una satisfacción enorme cuando en cada cosecha recojo el fruto de mi sudor, no sólo por lo que representa económicamente para la provincia y el país sino también por los beneficios en el orden personal y familiar”, confiesa.

“Por eso seguiremos firmes en esta trinchera. Sabemos que la Patria nos necesita ahora más que nunca, ya que con lo que producimos aquí ayudamos a sustituir importaciones y a no depender de nadie, y eso significa más libertad y felicidad para todos”, asegura la joven de 35 años.

Aunque Juan Amaro Guilbiaux, uno de los mejores productores

Juan Amaro Guilbiaux, uno de los mejores productores integrales de la Cooperativa de Créditos y Servicios Fortalecida (CCSF) Antonio Maceo, de Baracoa.

integrales de la Cooperativa de Créditos y Servicios Fortalecida (CCSF) Antonio Maceo, de Baracoa, no es de los invitados a la Plaza Mariana Grajales este 26 de Julio, dedica a la Revolución todo su esfuerzo y resultados agropecuarios.

“Debiéramos ser más consecuentes con las oportunidades de vivir como verdaderos seres humanos que siempre nos ha ofrecido este sistema, sin embargo todavía algunos no comprenden la necesidad de cumplir lo que a cada uno de nosotros nos toca y aportar más para recibir más”, dice este propietario de una finca de casi 10 hectáreas de tierra en Santa Rosa de Duaba, que heredó de sus padres quienes fueron beneficiados por la Primera Ley de Reforma Agraria.

Sencillo y humilde como la mayoría de los campesinos de la provincia, Juan Amaro asegura que sobrecumple en tiempo todos sus compromisos productivos de coco, cacao, café, viandas, cítricos y frutales porque es la mejor manera de contribuir al desarrollo de la Isla.

“Lo hago porque amo la tierra y soy consciente de la necesidad que tiene el país de producir alimentos para evitar comprarlos fuera donde cuestan mucho más, pero se requiere mayor apoyo, sobre todo, que las empresas cumplan con su parte en el contrato que media nuestras relaciones”, precisa.

“De suceder así, con seguridad los resultados serían superiores y no sólo ganaría la economía del municipio, la provincia y el país, sino también la nuestra, y, por supuesto, la población que urge ver variedad de productos en el mercado a precios más asequibles”, dice finalmente.

Anuncios

Acerca de juliocuba

Periodista, amante de su Patria
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s